Mocho de la semana: el góber etilio

No entiendo muy bien a las organizaciones católicas Por el derecho a decidir. Se la pasan quejándose y manifestándose contra la iglesia y diputados a su servicio por sus posturas machistas en contra del aborto, pero no abandonan a la iglesia católica, que no tiene ningún interés en cambiar su forma medieval de tomar decisiones. Harían un mejor servicio a la sociedad, y sería mucho más persuasivo, el promover el abandono masivo a dicha iglesia; estoy seguro que de esa forma llamarían más la atención.

Esta semana, los mochos censuradores anduvieron activos: por un lado los musulmanes, que censuraron un juego de video por internet por considerar que una pelea entre Jesús, Mahoma y otros personajes por el estilo no es de buen gusto, y por otro un viejito obispo de 103 años, que se queja quesque la versión fílmica de Ángeles y Demonios, la secuela de Dan Brown al Código da Vinci, es “difamatoria y ofensiva” para la iglesia católica.

No podemos dejar pasar las inútiles oraciones del señor del sombrero chistoso por las víctimas de la influenza, como si eso sirviera para entender la epidemia y contenerla.

Sin embargo, quien se lleva todos los premios de esta sección es el gobernador de Jalisco, Emilio González, por su (segundo) donativo millonario al Banco Diocesano de Alimentos.

Lo más curioso es la mezcla de cinismo, ignorancia y torpeza en las declaraciones del góber etilio. Va la primera, por ejemplo, donde admite la incapacidad de su gobierno para llevar a cabo programas sociales:

De visita en el municipio de Tepatitlán, el mandatario jalisciense justificó el obsequio al señalar que el dinero utilizado a través de organismos ciudadanos (en este caso de corte religioso) “rinde más” que si el gobierno lo ejerciera.

O la siguiente, donde muestra lo poco que le interesa la opinión pública:

Al sacar el cheque, que recibió Roberto Martínez, González Márquez dijo: “Esta fue la foto que me hizo famoso hace un año” (el 23 de abril de 2008), cuando entregó un donativo similar a ese mismo banco.

La mejor es la siguiente:

Y añadió: “No conozco quien pueda decir algo en contra de esta institución. La pobreza es la prioridad. Este Banco Diocesano atendió a 180 mil familias en 2008, y espero que este año atienda a más, es por eso que lo apoyamos con estos recursos”.

Sin embargo, en el año 2003 el Banco Diocesano de Alimentos fue duramente criticado al trascender que esta asociación tenía ingresos por 14 millones 963 mil 691 pesos, pero sólo 2.72% de ese dinero se destinaba a la compra de alimentos (Proceso Jalisco 16).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s