Charlatanería en ayunos

Juan Oseguera tiene un par de columnas chafas que aparecen en los diarios Diario de Colima y El Comentario, donde usualmente narra anécdotas triviales como la ocasión en que se golpeó un dedo con la puerta de su camioneta, o cuando en una madrugada dominical se puso a “pensar”. Hoy, sin embargo, habla sobre los “respiratorianos”, aquellos tipos que aseguran poder vivir sin alimento alguno.

Al argentino Víctor Truviano lo metieron dentro de una caja de cristal para ser observado por científicos durante 10 días, porque dijo ser un “respiratoriano”, o sea, una persona que no come alimentos ni bebe líquido alguno. Él, asegura ser un hombre “pránico” –el prana es la fuerza vital que está en el aire según los hindúes- que no prueba bocado desde hace 3 años y no bebe líquidos desde hace dos.

Primero, no es ninguna gracia sobrevivir sin alimento durante 10 días. El ayuno es una práctica común en distintas religiones, particularmente la hindú, donde los ayunos de hasta un mes son comunes para “purificar el organismo”, según ellos. De hecho, el récord de una persona sin comer es de 73 días, aunque fue registrado en la huelga de hambre irlandesa de principios de los ochentas (Kieran Doherty murió en el día 73 de iniciada la huelga; la mayoría de los huelguistas murieron al pasar el segundo mes).

Así que no es sorpresa que varios hindúes anden por ahí mostrando su capacidad de resistir por semanas sin comer. Lo que sí es charlatenería pura es la afirmación de que tienen años sin probar alimento ni bebida ya que el organismo, aunque puede sobrevivir sin comida, no puede resistir mucho más de una semana sin agua.

Actualmente en el mundo hay muchas personas como Víctor, quienes afirman que “el ser humano no tiene límites” -algunas están siendo investigadas por científicos- entre ellas está Hira Ratan Manek, que afirma que no come ni bebe agua desde el 18 de junio de 1995. Pero el que se lleva las palmas es el hindú Prahlad Jani, cuya historia –larga e increíble- puede ser encontrada en internet. (“P. Hani Informe Médico”). Él es un anciano, ágil por cierto, que –dice- no ha comido ni bebido nada durante 65 años, y que permitió recientemente ser estudiado por un numeroso grupo de médicos y otros científicos, quienes elaboraron un informe muy detallado que ha generado polémica.

Hira Ratan Manek se volvió famosillo a principios de los noventas cuando el periódico indio Hindustan Times reportó su capacidad de sobrevivir sin agua ni comida por años. El periódico reportó, sin embargo, que su esposa declaraba que no comía, aunque de vez en cuando tomaba café, té o “algún otro líquido”. Luego se supo qué era ese “algún otro líquido”: el mismo periódico, que siguió la nota, reportó que su esposa confesó que de vez en cuando también tomaba suero de mantequilla y algunos jugos de frutas. No mamen. De haber seguido la nota se hubiera descubierto que también, “de vez en cuando”, se echaba un mctrio en McDonalds. La Fundación James Randi siguió la noticia, que incluye la típica afirmación charlatana que “la NASA está muy interesada”.

La otra historia es similar. Es cierto que científicos indios están investigando a Prahlad Jani, pero también es cierto que en India hay científicos estudiando todo: esta semana salió la nota de un par de indios investigando la acústica del canto “om” (van nominados al Ig Nobel).

En fin, para charlatanerías no acabamos. Lo más patético es la pose de “escéptico” que pone Oseguera, para después mostrar su deseo que la ciencia explique pendejada y media:

Por lo pronto, la ciencia actual niega toda posibilidad de que lo anterior sea verdad, y es correcto que así lo haga. Pero me gustaría que esta ciencia avanzara lo suficientemente rápido para que nos pueda ofrecer explicaciones –y no sólo rechazos- sobre ésta y muchas otras cosas más como la Dermo-óptica, (hace 15 años conocí a dos niños que podían ver perfectamente –y aún pueden hacerlo- teniendo sus ojos total y absolutamente vendados), la Clarividencia, la Levitación, la Telequinesis, la visión por el “Tercer ojo”, la Biodinámica y muchos otros temas que caen dentro del ámbito de la llamada física cuántica. Cosas que existen y no se pueden negar, aunque tampoco –por ahora- se puedan explicar el cómo y por qué funcionan.

Si “la ciencia actual” niega que todas estas pendejadas existan, es porque simplemente no tienen sentido, como no tiene sentido afirmar que lo que mencionó tiene que ver con la física cuántica (hasta biblias cuánticas han sacado últimamente).* Esto solo muestra la total ignorancia del autor y su tendencia a creer en burradas.

Por cierto, ¿cómo es que asegura que estas cosas “no se pueden negar” y que “la ciencia las niega” en el mismo párrafo? Por fin, ¿se pueden negar o no?


*Como comentario al calce, les informo que la edición Marzo-Abril de la revista Alfa-Géminis incluye un artículo sobre la mecánica cuántica, incluido su relación con la charlatanería.

3 comentarios en “Charlatanería en ayunos

  1. Pingback: En búsqueda de platillos voladores « Series divergentes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s