Sobre la ingeniería alternativa

Tomado de Amazings.es:

Los ingenieros creen que lo saben todo, pero continuamente aparecen nuevos materiales, nuevas técnicas, nuevas formas de construir que ponen en jaque una y otra vez todo lo que se afirmaba antes. Por eso no se puede confiar en ellos nunca.

La ingeniería oficial es una gran mentira sostenida por poderosos intereses económicos que imponen “verdades” incuestionables sobre la base de un paradigma agotado, cientifista e inútil. Es hora de establecer un nuevo paradigma.

La ingeniería oficial ha matado a millones de personas. Basta ver cómo falló el 11 de septiembre en Nueva York. Y todos los días fallan presas, edificios y puentes, pero pese a ello la industria de la construcción sigue adelante con toda irresponsabilidad, cómplice de los gobiernos y los poderes más repulsivos que nos controlan. Basta ver las fortunas que hacen las constructoras y sus dueños (por no mencionar al Pocero persiguiendo periodistas armado con una pala) para que quede claro que todo es un montaje sucio.

Hay otra forma de hacer ingeniería, una ingeniería alternativa, tradicional, milenaria y producto de la sabiduría de nuestros ancestros, una ingeniería perfecta, que no se derrumba, que no se cae, que no falla. Vamos, basta ver que mientras las Torres Gemelas cayeron como un castillo de naipes, la Gran Pirámide de Keops y su fundamento geobiomagnético de sustentación cuántica sigue allí, miles de años después.

Pero los promotores de esa ingeniería alternativa, holística, ortoangular, tradicional y milenaria somos perseguidos por los grandes intereses de la industria de la construcción. Si la gente supiera que no es necesario usar para construir sus grúas, sus apestosos aditivos de hormigón, sus antinaturales ladrillos, sus varillas de acero contaminante, sus bulldozers y sus explosivos, se derrumbaría un teatro millonario que nos tiene a todos aplastados bajo la bota del ingenierismo oficial.

Los ingenieros alternativos no construyen con hormigón, azulejos ni acero, no… ni transportan sus materiales utilizando el malhadado petróleo, sino que usan materiales completamente naturales como la madera y la piedra, y con ello pueden levantar rascacielos más altos, más sólidos y más resistentes que los derribados el 11-S, y los mueven con la fuerza de su mente y la energía gratuita obtenida del vacío.

Afirmar que esto es mentira simplemente porque nunca se ha construido nada con ingeniería alternativa, porque no hay ninguna prueba de que exista dicha ingeniería alternativa, porque nunca se ha aplicado con éxito y porque no ha producido ni una edificación demuestra que quien denuncia a la ingeniería alternativa como una charlatanería es gente de mente cerrada, probablemente vendida a los interesese de la industria de la construcción y con una infancia muy triste.

Lo anterior, desde luego, suena estúpido. Pero si reemplazamos la expresión “ingeniería alternativa” por “medicina alternativa“, entonces a mucha gente ya le suena razonable. Como mencionan en el texto Alternativa… ¿a qué?, también les suena razonable que todos los estilos de medicina alternativa se contradigan entre sí, además de ser “críticos” con la medicina, “escépticos” de la farmaceútica, pero de ninguna manera utilizan dicha crítica o escepticismo con toda la charlatenería que se mueve por ahí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s