Recuerdos de aprendizaje, de André Weil

En 1934, en la Universidad de Strasbourg, el curso Cálculo Diferencial e Integral estaba a cargo de dos matemáticos, Henri Cartan y André Weil. Tanto Henri como André estaban decepcionados con el libro de texto que se usaba tradicionalmente para el curso, y constantemente discutían sobre cómo debían enseñarse cada uno de los temas. Uno de los temas de discusión, que sobre todo le preocupaba a Henri, era la fórmula de Stokes.

La fórmula de Stokes es la identidad

\displaystyle \int_{b(X)}\omega = \int_X d\omega,

donde \omega es una forma diferencial, d\omega su derivada, X el dominio de integración, y b(X) su frontera. Henri y André no tenían dificultad con dicha fórmula si, digamos, X es la imagen infinitamente diferenciable de una esfera orientada y \omega una forma con coeficientes infinitamente diferenciables, pero no se conformaban con eso. ¿Cuál es la “mejor” forma de enunciar el teorema? ¿Qué tanto conviene generalizarlo?

Hacia el final del año, a André se le ocurrió una forma que pensó “brillante” para terminar con dichas discusiones, sobre todo con la insistencia de Henri, que le daba mucha lata. Ambos tenían amigos por todo el país enseñando, precisamente, los mismos cursos de matemáticas en sus universidades.

— ¿Por qué no nos reunimos y resolvemos esto de una vez por todas, para que me dejes en paz de tanta pregunta?, le dijo André a Henri.

Ninguno de los dos imaginaba que en ese momento había nacido Bourbaki.

Esta es una de las anécdotas que André Weil nos narra en su libro “Recuerdos de aprendizaje” (Souvenirs d’apprentissage), las memorias de su vida desde la infancia (nació en 1906) hasta su llegada a Estados Unidos (1941) escapando de la segunda guerra. En su libro, nos describe sus estudios en la Ecole Normale, sus viajes, su primer trabajo como profesor (en India), y luego su primer trabajo en Francia, en Strasbourg, donde nació Bourbaki.

Desde luego, también narra las dificultades que pasó durante la Segunda Guerra, durante la cual estuvo a punto de ser fusilado en Finlandia al ser confundido con un espía. Había ido a visitar a su amigo Lars Ahlfors en 1939, y tanto él como su esposa decidieron permanecer en Helsinki después de que estalló la guerra.

Sin embargo, poco después de un bombardeo ruso a Helsinki, André fue apresado bajo la sospecha de espiar para Rusia. La policía ya le tenía un expediente, y luego encontraron sus manuscritos esotéricos (o sea, con matemáticas) en su departamento, junto con una carta en ruso, de Lev Pontrjagin. Para empeorar la situación, encontraron varios rollos de papel de estenotipia; la policía no le creyó que, para que su esposa practicara la técnica que había aprendido años antes, él solo le había dictado una novela de Balzac.

Durante los interrogatorios, mencionó a sus colegas matemáticos Ahlfors y Rolf Nevanlinna, pero no sirvió de nada. Tampoco recibó ayuda de la embajada francesa. Fue puesto en una celda sin la menor idea de cuál sería su futuro, si es que lo tenía.

Nevanlinna tenía el cargo de coronel de reserva y después de la guerra había dejado Helsinki, por lo que ni se había enterado del asunto. Sin embargo, unos días después, coincidió en una cena con el jefe de la policía, quien le comentó: –“Mañana ejecutaremos a un espía que afirma conocerlo. Normalmente no lo molestaría con tal cosa, pero ya que estamos aquí, se lo comento.” –“¿Cuál es su nombre”, preguntó Nevanlinna. –“André Weil”.

Al escucharlo, estaba conmocionado. –“Sí lo conozco”, le comentó al jefe de la policía, “¿es necesario ejecutarlo?” –“Bueno, ¿qué es lo quiere que hagamos con él?” –“No será suficiente con escoltarlo a la frontera y deportarlo?” –“Bien, no se me había ocurrido,” y así fue como André Weil vivió para contarlo.

André Weil fue un gran escritor, y sus numerosos textos de matemáticas (sin contar los de Bourbaki) son considerados clásicos de la teoría de números algebraicos. Su autobigrafía no se queda atrás, por lo que recomiendo su lectura.

Si estás en Colima, en la Biblioteca de Ciencias tenemos un copia en inglés (The Aprenticeship of a Mathematician, Birkhäuser, 1992) para que vayas a buscarlo.


Esta entrada participa en la edición 4.12310562 del Carnaval de Matemáticas cuyo blog anfitrión es ZTFNews.org.

5 comentarios en “Recuerdos de aprendizaje, de André Weil

  1. Pingback: Anónimo

  2. Pingback: Carnaval de Matemáticas: resumen de la edición 4.12310562 | :: ZTFNews.org

  3. Pingback: Carnaval de Matemáticas | Matemáticas Secundaria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s