Sobre este blog

Las series divergentes son un invento del demonio, y es una vergüenza que uno ose basar cualquier demostración en ellas.

Niels H. Abel

Esta famosa frase de N. H. Abel fue escrita en una carta a su colega B. M. Holmboe en 1826 y, curiosamente, es citada en el libro Divergent Series de G. H. Hardy, donde se hace un estudio exaustivo de las mismas series divergentes “inventadas por el demonio”, según Abel. En la teoría moderna del análisis, una serie es divergente o convergente según el método en que sumamos sus términos, por lo que puede ser divergente en unos y convergente en otros.

El propósito de este blog es similar: reflexionar sobre distintos temas (las “series divergentes”) desde distintos puntos de vista (los “métodos de sumabilidad”). Los temas pueden incluir desde matemáticas (obviamente) hasta política, pasando por futbol, cine, el clima o hasta las noticias de novedad.