Pederastia exponencial y la ecuación logística

El domingo pasado, Yuriria Iturriaga publicó el artículo Pederastia exponencial en La Jornada. Comenta

La pregunta es: ¿por qué esta explosión demográfica de la pederastia? La tentación es responder, y a riesgo de herir la susceptibilidad de las víctimas de esta práctica, porque la pederastia es exponencial: cada niño abusado es, potencialmente, un pederasta que atacará a otros niños.

Primero, el que ahora nos encontremos más frecuentemente con escándalos de pederastia ocasionados por los clérigos de la iglesia católica (casi fue uno diario la semana pasada), no implica que existan más casos que antes (de hecho, algunos de los casos ocurrieron hasta en los años 50), sino que ahora tal iglesia ha perdido el “respeto” de la opinión pública y el poder de mantener en secreto la práctica a través del miedo a las denuncias o la protección de las autoridades.

Continuar leyendo “Pederastia exponencial y la ecuación logística”

Mientras más crece más crece

En la revista Proceso de la semana pasada leí en la columna Interés Público de Miguel Angel Granados Chapa, Pronarco: ayudaditas a los narcos, lo siguiente:

En último término, son muchos los detenidos y pocos los castigados. Y por ello, y por su propia organización, configurada para resistir avatares de diversa suerte, el narcotráfico prospera y, en una espiral perversa, mientras más crece más crece.

No voy a discutir sobre la validez de la analogía entre la “prosperidad del narco” y una “espiral perversa” (no había escuchado antes tal frase, aunque es bastante popular en internet, con usos muy variados), pero me llamó la atención la frase “mientras más crece más crece”, en clara referencia al crecimiento exponencial.

Continuar leyendo “Mientras más crece más crece”