Mochos de la semana: somalíes fundamentalistas

En esta semana tuvimos noticias alentadoras sobre los avances que se han ganado en el mundo sobre la igualdad y el respeto a los derechos humanos. La más llamativa, desde luego, es la victoria de Barack Obama a la presidencia de los EEUU, lo cual hace increíble que apenas hace poco más de 40 años los negros tuvieran prohibido votar en ese país. Otra nota, menos comentada pero igual de importante, es el hecho que las mujeres son mayoría en el padrón mexicano, representando casi el 52% de los 77 millones inscritos. También parece mentira que hace poco más de 40 años la mujer no pudieran votar en este país.

Sin embargo, los mochos siguen sueltos. En California, por ejemplo, venció la Propuesta 8 el pasado martes, que incluye en la constitución estatal la prohibición explícita de matrimonios entre personas del mismo sexo. Esto es contradictorio, sobre todo porque en el estado más del 60% de los votos fueron a Barack Obama, pero sin embargo es el resultado de una campaña mocha agresiva en contra de los homosexuales.

Sigue leyendo

Si el mundo pudiera votar: Obama o McCain

La revista The Economist puso a funcionar la página Global Electoral College: What if the whole world could vote, en la que toma la votación de sus lectores por Obama o McCain.

El formato de la votación es análogo al de Estados Unidos, en la cual cada estado tiene un número de votos electorales dependiendo de su población, y gana el candidato con más de esos votos (no el que tiene más votos directos). En esta página cada país tiene asignado también un número de votos electorales dependiendo de su población.

Sigue leyendo